Los Tribunales británicos anulan una sanción de 132 millones de euros a Imperial Tobacco

13. Diciembre 2011
Díez & Romeo

El Tribunal de Apelaciones de Competencia inglés decidió ayer anular la multa de 112,3 millones de libras (132,4 millones de euros) impuesta por la Oficina británica de Comercio Justo (OFT por sus siglas en inglés) a Imperial Tobacco por una presunta restricción de la competencia.
En un comunicado, la empresa tabaquera muestra su satisfacción por la decisión del tribunal y anuncia que solicitará la recuperación de los costes legales del proceso. Además, incide en que se toma "muy en serio" las leyes de competencia y que siempre ha negado las acusaciones de la OFT de que había actuado de forma "anticompetitiva" o de una manera contraria a los intereses de los consumidores.

"La audiencia ante el Tribunal de Apelación de la Competencia ha sido la primera vez desde que comenzó la investigación de la OFT, hace más de ochos años, que hemos podido conseguir que las alegaciones se revisen de forma independiente", subraya Imperial Tobacco en su comunicado, quien destaca que ha quedado claro que el caso de Oficina británica de Comercio Justo no tenía "ninguna base, ni legal ni económica".

Incurrir en costes
En este sentido, la compañía de tabaco inglesa añade que esto debería haber sido evidente para la Oficina de Competencia inglesa "mucho tiempo antes que ahora" y no se debería haber forzado a la compañía a incurrir a en "considerables costes legales y tiempo de gestión" para defenderse en estas circunstancias.
La tabaquera británica, propietaria de la hispanofrancesa Altadis, añade que ha cooperado totalmente con la oficina británica durante la investigación y negó "categóricamente" que estos acuerdos tuvieran como objetivo o consecuencia limitar la competencia.
"Lejos de ser anticompetitivos, estos acuerdos estaban a favor de la competencia y buscaban beneficiar a los consumidores. Los minoristas seguían siendo libres de fijar sus propios precios", añade Imperial Tobacco en su nota.

La investigación de la Oficina del Comercio Justo británica comenzó en 2003 en relación a determinados acuerdos promocionales entre Imperial Tobacco y múltiples minoristas desde el 1 de marzo del año 2000 hasta el 15 de agosto de 2003. En abril de 2010, el regulador anunció su decisión de multar a la empresa, que apeló al Tribunal de Competencia en junio del mismo año

Fuente: Cinco Días
 

Velázquez, 94, 1º 28006 Madrid, Tel. +34 91 781 74 11

d&r

ibanet
uae
tdt
LSSICE
diezromeo cat
d-raudiovisuais
diego delgado